Nuestra misión: impulsar a los agentes del cambio

En nuestro país existen problemas que solventar, muchos más de los que a simple vista nos podríamos imaginar. Retos económicos y políticos, pero también retos de carácter social y medioambiental de gran relevancia. Ni el sector público ni buena parte del sector privado es capaz de abordar las innumerables problemáticas que asaltan España, por lo que la intervención de otros agentes se hace indispensable. Necesitamos de la actuación de aquellos que poseen la valentía para asumir los desafíos necesarios para mejorar la calidad de vida de nuestra sociedad, de aquellos que apuestan por la creación y promoción de la justicia social y del bien común. Asumir ciertos retos es poseer el valor de tomar un riesgo y de abrirse a nuevos escenarios en situaciones en las que otros encuentran limitaciones o imposibilidad, es por ello que hemos denominado al colectivo que asume dichos desafíos “agentes del cambio“.

Accion-agentes-del-cambio-17032015

Desde RealFunding consideramos de vital importancia brindar apoyo a aquellas organizaciones que deciden centrar su actividad en resolver problemas que directa, o indirectamente, nos afectan a todos. Los agentes del cambio se caracterizan por considerar en el epicentro de la actividad económica a las personas así como por aportar soluciones que mejoran el mundo. Tratan de abordar problemas de índole social y medioambiental no resueltos y actúan como líderes que tratan de mejorar el presente y el futuro de nuestra comunidad.

Gran parte de las problemáticas que este tipo de organizaciones intenta abordar posee su origen en el ámbito social. En nuestro país existen muchas personas con algún tipo de discapacidad física o mental, así como colectivos en riesgo de exclusión social que sufren limitaciones de todo tipo en su vida diaria y restricciones participativas en muchos ámbitos sociales. Las organizaciones que focalizan su actividad en mejorar la vida de estos colectivos, y no en maximizar su beneficio, son consideradas agentes del cambio.

Sin embargo, a pesar de que las problemáticas a asumir en nuestro país sean extensas, debemos recordar el privilegio que supone habitar en un lugar como éste, rodeados de medios naturales, materias primas y un patrimonio cultural reconocido. Es por ello que muchas otras organizaciones centran su actividad en preservar estos medios, cultura y patrimonio, con el fin de minimizar el impacto medioambiental negativo e impulsar nuevas e innovadoras formas de producir sin dañar nuestro preciado entorno. Estas organizaciones también forman parte del colectivo “agentes del cambio”.

Creemos que este tipo de organización representa el futuro de nuestra sociedad, y por ello hemos decidido enfocar nuestra plataforma de financiación colectiva a organizaciones de este perfil que puedan englobarse dentro de uno de los siguientes tres tipos de colectivos:

1) Organizaciones pertenecientes al tercer sector entre las que se incluyen ONGs, asociaciones, fundaciones y algunos tipos de cooperativas y mutualidades. Todas ellas son valoradas como agentes del cambio por considerar que el capital es solo un medio para llegar a un fin: las comunidades y las personas que las integran.

2) Organizaciones consideradas empresas sociales entre las que se encuentran aquellas sin ánimo de lucro (entendido como ausencia de reparto de dividendos, reinvirtiendo los beneficios en la actividad), cuyo principal objetivo es resolver un problema de índole social. Se incluyen empresas que siguen un modelo de negocio inclusivo que fomenta la participación de personas excluidas o con riesgo de exclusión. Este tipo de empresas genera rentabilidad económica y además aporta un valor añadido generando una contribución extraordinaria a la comunidad o al medio ambiente, por lo que también son consideradas agentes del cambio.

Los agentes del cambio descritos con anterioridad se incluyen dentro del sector de la economía social.

3) Organizaciones que generan un impacto extraordinariamente positivo a determinados colectivos o al medio ambiente a pesar de no encontrarse en el sector de la economía social. Se tiene en cuenta, por ejemplo, si la empresa refleja la medición del impacto no económico generado, si sus valores, misión y visión reflejan un interés más allá del económico, y si cumple con requisitos específicos en la política de reinversión de beneficios en su actividad.

RealFunding une a agentes del cambio que necesitan financiación con inversores sociales, es decir, con personas u organizaciones que creen en ellos y desean prestar sus ahorros a proyectos en los que confían, creando un impacto positivo en la sociedad. ¡Mejorar nuestra sociedad está en nuestras manos, juntos podemos hacerlo posible!

 

Iris Molina Cianca

@mCianca_Iris

Directora de empresas sociales en RealFunding